Juana Antonia Padron Madre sobre las Montilla, igual que las madres espartanas, les dice cuando salen a campana: «No existe que regresar a mi presencia, sino volveis victoriosos».

Juana Antonia Padron Madre sobre las Montilla, igual que las madres espartanas, les dice cuando salen a campana: «No existe que regresar a mi presencia, sino volveis victoriosos».

Las heroicas chicas sobre San Carlos Que el 25 de abril sobre 1812 se enfrentan a Monteverde asi­ como a la turba sobre pardos que saqueaban el pais. Bolivar les hace un inspeccion el 13 de junio sobre 1813: «Las hembras, si, soldados, las mujeres del estado que estais pisando combaten contra los opresores desplazandolo hacia el pelo nos disputan la paraiso sobre vencerlos». Desplazandolo hacia el pelo las nombres se agolpan en la memoria de la nacion construida con su coraje inmarcesible:

Luisa Caceres sobre Arismendi Prisionera en Margarita dio a destello la nena que murio al emanar en la inmunda alveolo; estuvo presa en los castillos de Margarita, en las bovedas sobre La Guaira asi­ como en el Convento sobre La Concepcion, en Caracas, y luego confinada en Cadiz, Espana, sobre en donde logra fugarse; torturada desprovisto piedad, para que revelara el paradero sobre su esposo Juan Bautista Arismendi, fue obligada a beber agua contaminada con la sangre de patriotas fusilados.

Teresa Toro Madre sobre los Ibarra: «Vencedores o vencidos, pero invariablemente con honor».

Josefa Maria Palacios Tia sobre Bolivar desplazandolo hacia el pelo esposa sobre Jose Felix Ribas, se encerro a lo largo de seis anos de vida en su residencia, jurando que nunca saldria entretanto su pais externamente esclava.

Maria Luisa Tubores Coello Noble guaiqueri que perdio a su marido, 2 hijos, su padre asi­ como hermanos, en el feroz ataque sobre Morillo a Juan helenico, se lamentaba de nunca tener muerto igualmente, defendiendo la nacion, ella asi­ como su humilde hijo sobre cuatro anos sobrevivientes de la salvaje pelea. Continue reading “Juana Antonia Padron Madre sobre las Montilla, igual que las madres espartanas, les dice cuando salen a campana: «No existe que regresar a mi presencia, sino volveis victoriosos».”